2 de abril de 2020

Ciudades de papel


Ciudades de papel es una novela escrita por John Green, uno de mis escritores favoritos.

Este libro comienza describiendo a los personajes principales (Margo y Quentin) y contando la historia de su infancia y de cómo se conocieron cuando tan solo tenían 9 años. La historia avanza 9 años más tarde, en el instituto, donde se ve que después de todo lo vivido en su amistad, se separan. Margo ahora tiene novio y Q siempre había estado enamorado de ella, pero ya no se dirigen la palabra. Hasta que una noche Margo aparece en el cuarto de Q, recurriendo a él para que le ayude a vengarse de varios de sus amigos que le habían traicionado. Estas venganzas consistían en planes graciosos y divertidos para ambos pero destructivos y humillantes para los otros.

Tras esa noche en la que por fin habían conseguido resucitar la amistad, Margo desaparece, y Q, que realmente estaba acostumbrado a las locuras de Margo porque ella de por sí era un misterio, decide buscar con la ayuda de sus amigos, las pistas que Margo había dejado. Tras una larga investigación descubren que ella estaba tramando un plan en relación con "Las ciudades de papel" (zonas que no terminaron de construirse y que estaban abandonadas) las cuales ya había mencionado antes.
<<Es una ciudad de papel. Mírala, Q, mira todos esos callejones, esas calles que giran sobre sí mismas, todas las casas que construyeron para que acaben desmoronándose. Toda esa gente de papel que vive en sus casas de papel y queman el futuro para calentarse. Todos los chicos de papel bebiendo cerveza que algún imbécil les ha comprado en la tienda de papel. Todo el mundo enloquecido por la manía de poseer cosas. Todas las cosas débiles y frágiles como el papel. Y todas las personas también. He vivido aquí 18 años y ni una sola vez en la vida me he encontrado con alguien que se preocupe de lo que de verdad importa>>

En este punto de la historia, ya nos damos cuenta de la obsesión de Q hacia Margo, de tal manera que la pone a ella por delante de su vida; no parará hasta encontrarla.

Esta novela hace que el lector se meta completamente en el papel de Q, ya que él es el que la narra, viviendo así una serie de aventuras y de momentos que te hacen meterte en el libro desde el primer momento.
Si eres de los que les gustan los libros de misterios y de amor, ¡este es el tuyo!



Reseña realizada por Aroa López García, alumna de 2º de Bachillerato de Arte

31 de marzo de 2020

Desde mi ventana

En la película La ventana indiscreta del célebre Alfred Joseph Hitchcock , el aventurero fotógrafo profesional LB "Jeff" mientras se recupera de una pierna rota, está confinado en una silla de ruedas en su departamento de Greenwich Village. Su ventana trasera da a un patio y a varios otros apartamentos. Durante una ola de calor, mira a sus vecinos, que mantienen sus ventanas abiertas para mantenerse frescos.Una noche, durante una tormenta eléctrica, Jeff escucha a una mujer gritar "¡No!" y luego el sonido de cristales rotos. Y... os recomiendo ver la película.
La mayoría de nosotros y nosotras no tenemos la pierna rota. Muchos no vivimos en casas que nos permitan ver lo que hacen nuestros vecinos. Otros y otras sí. Pero lo ciertos es que las ventanas, las terrazas y los patios se están convirtiendo en nuestros puertas al mundo. Miramos, aplaudimos, hacemos gimnasia, saludamos al de más allá, cotorreamos, respiramos, cantamos... y de todo.
Os propongo, de nuevo, que escribáis una historia. O lo que sea. Asómate a la ventana y cuéntanos lo que ves. O mucho más interesante: lo que imaginas. De nuevo todos los géneros están permitidos: terror, ciencia ficción, poesía, drama, comedia... No hay límites ni restricciones. Solo uno y el de siempre: escribe y disfruta.
Los profes del Juande estamos muy orgullosos de vosotros y vosotras. Lo decimos constantemente. Sois quienes nos dais fuerza. Y este blog se ha convertido en uno de esos rinconcitos donde algunas nos acunamos en momentos más tontos. Lo abro, leo un comentario, sonrío y recupero la calma y la esperanza. Así que os pido que me ayudéis a llenar este rincón de preciados tesoros, que es lo que son vuestros comentarios. 
Muchos besos (que desde aquí no contagian más que cariño) y mucho ánimo.

29 de marzo de 2020

Sabias


Figuras borradas de la historia, inteligentes y valientes, hicieron aportaciones relevantes a la ciencia y se enfrentaron al sistema. A veces sus méritos se los llevaron otros. Otras fueron apoyadas por sus padres, representando ellos así a la figura masculina que cree en la capacidad femenina y la alienta a rebelarse contra las normas.
La autora, Adela Muñoz Páez las desentierra, sacándolas de la oscuridad para que nos lleguen brillando como estrellas en todo su esplendor, haciendo así un ejercicio de justicia histórica.
Como Agnodice, que se cortó el pelo disfrazándose de hombre para poder estudiar medicina y ejercer de partera, pues esta práctica estaba prohibida a las mujeres. Enheduana, suma sacerdotisa del templo, primera mujer astrónoma y poetisa; podemos considerarla la primera persona escritora de la historia. La hermosa Hipatia de Alejandría, gran matemática, filósofa y astrónoma, cultivaba ya el heliocentrismo y sus oyentes venían de muy lejos a escucharla.  Aspasia de Mileto, notable filósofa, maestra de oradores e inspiradora de un movimiento social reivindicativo entre las mujeres atenienses. Herrad de Landsberg, abadesa, que describió algunos climas de la Tierra, medica y relevante pintora. Hildegarda de Bingen, que recopila conocimientos de botánica zoología y mineralogía aportando conocimientos propios, a ella debemos la incorporación del lúpulo a la cerveza, hoy ingrediente imprescindible, es también la primera persona que describe el orgasmo femenino comparándolo con el masculino, haciendo mención expresa del placer sexual del hombre y de la mujer. Olivia Sabuco que afirma que el origen de las emociones y del pensamiento estaba en el cerebro y no en el corazón o en los testículos, haciendo una primera descripción de la depresión, su obra es el primer tratado de medicina psicosomática. Maria Sibylla Merian, la pintora que criaba y estudiaba las orugas. Émilie de Breteuil, traductora al francés de los “Principia mathematica” de Newton y borrada de todos los anales de la ciencia porque los historiadores consideraron que era imposible que una mujer hubiera realizado la proeza de crear la versión francesa de la obra de Newton. Marie Paulze-Lavoisier, química, editora, ilustradora y traductora, si su esposo Antoine Lavoisier es considerado el padre de la química, ella ha de ser la madre de esta ciencia y gracias a su excelente dominio del inglés, permitió que en la visita de Priestley a  París, le diese la información necesaria para realizar el importante experimento que llevó a Antoine Lavoisier a la identificación del oxígeno. Recordar el triste caso de Maria Winkelmann que siendo una astrónoma de reconocido prestigio, fue expulsada por los miembros de la academia de ciencias de Alemania, del observatorio que ella misma había montado con su esposo, pues estos consideraron que podía crear un “precedente pernicioso” pues una mujer perjudicaría su reputación. Caroline Herschel, , la astrónoma que descubrió un cometa y que fabricaba telescopios. Marie Curie, ganadora de dos premios Nobel. Las cristalógrafas Katheleen Lonsdale o Rosalind Franklin, a la que sus ambiciosos compañeros robaron su famosa “foto 51” sin la cual nunca se hubiese demostrado la estructura del ADN, para llevarse posteriormente ellos el mérito y el nobel, y Dorothy Crowfoot, que gracias a que desentrañó la estructura de la penicilina, esta pudo ser fabricada a gran escala y salvar muchas vidas. Y desde luego no olvidemos la “Edad de Plata de la ciencia española en la Segunda República”, muchas mujeres científicas brillaron, como Martina Casiano, Felisa Martín primera doctora en física, Jenara Vicenta catedrática de física y química y activa investigadora que ya recomendaba la enseñanza y el trabajo cooperativo con experimentación y Maria Teresa Salazar, andaluza y brillante científica que no conseguía plaza en las oposiciones a las que se presentaba por ser mujer. Y aunque la Guerra Civil truncó este avance, olvidaron cerrar la puerta de la Universidad a las mujeres y hoy son legión las españolas que dedican su vida a la ciencia.

Reseña elaboraba por María Isabel López Vergara, miembro del equipo de Lectura y Biblioteca

27 de marzo de 2020

Teatro

Nos empeñamos en afirmar que nuestra vida es un teatro. ¡Qué tontería! Si fuera así, no estaríamos ahora encerrados en casa con lejía y miedo. Mil veces habríamos ensayado un mes de marzo muy diferente a este, y el de abril ya lo tendríamos preparado con aguas y flores, y acudiríamos en bañador a los ensayos del verano. 
Tampoco el teatro es como la vida. A decir verdad, no le llega ni a las rodillas. Un beso bien dado en una función es apenas un elegante transmisor de gérmenes. 
A pesar de todo, no entiendo la vida sin teatro porque, siendo un pobre hombre, me viste de rufián, de héroe, de cadáver o de pájaro. Me viste de vida.
Don Ramón María del Valle-Inclán con motivo del Día Internacional del Teatro
(me pide que firme así el insigne profesor Germán Jiménez. Y yo, blandita por la efeméride y los tiempos, le hago caso. Por una vez y sin que sirva de precedente...)

23 de marzo de 2020

Érase una vez un chorivirus... por ejemplo...

Sabemos que en tiempo de crisis, al menos por aquí por tierras mediterráneas, recurrimos al humor como una manera de alejar, "exorcizar" los males. No se trata de falta de respeto ni de inconsciencia; sino de utilizar la creatividad y el humor para sentirnos menos angustiados y que los malos pensamientos se alejen.
Pues de eso va esta propuesta, que por cierto viene prestada del célebre Gianni Rodari. Los periódicos y los medios nos bombardean todos los días con informaciones y datos de este virus. A veces tengo la sensación de que sé más de él que de mi vecino... Vamos a jugar con la palabra (compuesta), vamos a deshacerla y componerla de nuevo. Y entonces os saltará la chispa de un relato, un poema, una copla, un microrrelato, una receta, una instancia... Las posibilidades son casi infinitas (exagerada que soy...).
Imaginaos a un "chorivirus", a un "librovirus", a un "estrellavirus", a un "playavirus"... O juguemos con la otra parte de la palabra: un "coronaespanto", una "coronavida", un "coronapoema"... Cada una de estas palabras encierra una creación. Yo casi estoy viendo ya cómo mi "chorivirus", con una melena de choricillos alrededor, intenta invadir mi plato de lentejas y me provoca el terrible efecto de no poder comer más que lentejas el resto de mi vida. Aghhhhhh.
Estos son solo ejemplos. Crea tu propia palabra y escribe tu propio texto. Publícalo como comentario y, si quieres que te cuente como nota de clase, pon tu nombre y tu curso.
Pero más que la nota, nos importa que disfrutes. Si lo que escribes te hace volar y saltarte imaginariamente este encierro, has triunfado. Y si nos hace volar a los demás, ni te digo.
Gracias por vuestra paciencia y vuestro civismo. Gracias por vuestras ganas y fantasía. Estamos aquí, muy cerca. No nos hemos ideo. Ánimo y a crear.
Mil "chocolatebesos" desde la biblioteca del Juande
(La foto que encabeza esta entrada, por cierto, es de un "Alienvirus"...)

22 de marzo de 2020

La impaciencia del corazón


El autor
Stefan Zweig (Viena, 1881-Petrópolis, 1942) fue un escritor austriaco, de familia judía, de gran éxito en su época. Doctor en Filosofía estudió cursos sobre Historia de la Literatura. Escribió poesía, novela, teatro y ensayo. Realizó diversos artículos periodísticos y fue un aclamado biógrafo. Acérrimo pacifista tras el horror de la Primera Guerra Mundial, su posición  acomodada le permitió ser un gran viajero, lo que le imbuyó un poso de tolerancia plasmado en sus escritos.
Sinopsis
A comienzos de la Primera Guerra Mundial, Anton Hofmiller, teniente del ejército de Ulanos es invitado a una fiesta en el castillo del potentado húngaro Lajos Von Kekesfalva, cuya hija Edith,  enferma de parálisis, se enamora de él. Hofmiller sólo siente compasión por ella, pero no acierta a distanciarse dando rienda suelta al enamoramiento de Edith. Nuestro protagonista termina prometiéndose con ella, pero un profundo sentimiento de vergüenza le impide reconocerlo en su entorno. Al no hallar salida a la realidad en la que se encuentra, aprovechará la situación de guerra como vía de escape.
¿Por qué la recomiendo?
Todo empieza, como dice el autor, por una “gaffe”, una tontería de la que Hofmiller  hará todo lo posible por disculparse. La compasión del protagonista (bien o mal entendida, esta disquisición da nombre al libro) y la dependencia de la imagen que se tiene de él genera un conjunto de vicisitudes de las que el autor se vale  no sólo para desarrollar el argumento del libro, sino a todos los personajes.
Stefan Zweig describe con elegancia y sencillez los sentimientos y personalidades de cada uno de ellos, con tal destreza que los convierte en completamente humanos. Son maravillosos e imperfectos, con las mismas imperfecciones que podemos tener cada uno de nosotros, consiguiendo acercarnos a una trama de la que resulta muy difícil sustraerse.
Reseña realizada por Encarna Galera, profesora de Matemáticas del IES Juan de Mairena




20 de marzo de 2020

Poesía al aire


¿Sabíais que el mañana, sábado 21 de marzo, es el "Día de la poesía"? Sí, sí, lo que leéis. Se celebra desde 1998 y es un evento muy importante en países como Francia, Alemania o los Países Bajos. 
Y yo me pregunto: ¿por qué no lo hacemos importante aquí también? 
Para mí la poesía es vida, es la forma que tenemos los humanos de expresar sentimientos, emociones, sensaciones y otros muchos "-ones" sin necesidad de delatarnos, cubiertos por el tupido velo que nos deja la literatura. 
Así que, mi propuesta es la siguiente: componed una poesía (y quien no quiera componerla o no se sienta preparado o preparada para ello, que la copie de algún autor o autora que le guste, que le suene o que encontréis por internet). Escribidla en una cartulina o un folio y decorad esa cartulina o ese folio. Colocad el folio en algún sitio bonito de vuestra casa o en las ventanas y balcones (yo, por ejemplo, las pondré en los balcones de la mía) y hacedle una foto. En este período difícil, los balcones, terrazas y ventanas se han convertido casi en nuestros pulmones y en nuestra única vía de contacto "real" con los demás.  Por eso estaría bien que utilizarais este medio para "colgar" literalmente vuestras creaciones.
Esa foto tenéis que mandársela a vuestros profes de Lengua a través de classroom, el correo electrónico o los medios que estéis utilizando para comunicaros con ellos y ellas. Y además, podéis subirla a las redes sociales. 
Los que tengáis Twitter, utilizad el hastag #PoesiaAlAire y etiquetad a @Bibliojuande. 
Los que prefiráis Instagram, podéis subir un story utilizando el mismo hastag #PoesiaAlAire y etiquetando al profesor o profesora que os haya dado esa opción.

¡Inundemos las redes sociales y la calle de poemas!

Propuesta del Departamento de Lengua española ideada y coordinada por la profesora Alba Díaz Tortosa

16 de marzo de 2020

Diario de una cuarentena...


Las crisis despiertan la creatividad. En períodos de grandes crisis, han surgido grandes obras y grandes genios ¿Por qué en esta ocasión no iba a ser menos? Si algo os sobra en esta encierro necesario, es tiempo ¿Qué te parece si dedicas un poco a crear, escribir, divertirte y divertirnos? Te proponemos que escribas un diario "ficticio" y en los comentarios del blog publicas tres días "salteados" de ese diario. No pretendemos que nos cuentes tu vida (a menos que estés viviendo una cuarentena apasionante...). Solo os proponemos que eches a volar tu imaginación y compartas con nosotros el resultado. Puedes hacerlo con una visión cómica, sarcástica, terrorífica. Puede ser una producción estilo ficción. O poética. Puedes situarlo en el aquí ahora o no. Puedes ser tú o inventarte a un personaje de otro sexo, edad, nombre. No hay límites más que los que imponga tu imaginación y las palabras que caben en un comentario. Como siempre, puedes hacerlo en español, en inglés, francés o en cualquier lengua de España. Estamos seguros de que los resultados serán apasionantes y nos ayudarán a sobrellevar este período tan "complicado".
Anímate y adelante. Esperamos tus diarios en los comentarios. 
(Por cierto, quiero agradecer a Carmen Fernández el origen de esta idea, que ella utilizó para enseñar (y aprender) Historia hace un par de años)

15 de marzo de 2020

Watchmen


Autoría
Para hacer un cómic o una novela gráfica (como es el caso) hace falta un trío, un triunvirato o una santísima trinidad: alguien que haga el guión, alguien que dibuje los personajes, y alguien que le dé color o “entinte”. Estos tres personajes, creadores de Watchmen, son Alan Moore, Dave Gibbons y John Higgins, respectivamente. Moore, creador asimismo de V de Vendetta que tanto juego ha dado en los últimos tiempos, es considerado como uno de los mejores guionistas de cómic del mundo; fue contratado en los años 80 por DC Comics y abandonó el mundo del cómic en 2006. Gibbons materializó los personajes y la acción en páginas estructuradas en nueve paneles cuya visión no entorpece el seguimiento de la historia, mientras que Higgins contribuyó mediante un entintado intencionadamente retro a conseguir el ambiente idóneo para esta novela gráfica. Los tres forman parte de lo que se conoce como “Invasión Británica” del cómic norteamericano de mediados de los 80.
Sinopsis
“¿Quién vigila a los vigilantes?” Esta frase, sacada de una obra de obra del autor latino Juvenal, se repite a lo largo de la historia, y pone el foco de atención no en los superpoderes que tienen los protagonistas (en realidad, solo el Doctor Manhattan los tiene) o en su lucha contra los villanos habituales, sino en las contradicciones y en la situación misma que viven y que arrastran, ya que la historia arranca de mucho antes del momento en que se desarrolla, presentando una realidad alternativa de Estados Unidos en plena Guerra Fría.
La historia arranca del asesinato de uno de estos “vigilantes”, El comediante, para sacar a la luz toda una serie de episodios concomitantes de cada uno de ellos, poniendo al descubierto sus miserias y evolución en la ciudad de Nueva York en 1985.
La trama, lejos de ser lineal y simple, muestra una estructura compleja que requiere un cierto conocimiento de los acontecimientos relacionados con la tensión desencadenada por las dos superpotencias de la Guerra Fría, Estados Unidos y la URSS, el peligro nuclear constante que atenazaba la vida diaria en aquel período y la vida cotidiana de la gente, salpicada por la intervención de enmascarados, justicieros y defensores de una población que llega a rechazarlos, a la par que se muestra el papel importante desarrollada por la prensa en un clima político que sorprendentemente da un vuelco al final, como premonición de lo que realmente ocurriría pocos años más tarde con la caída del Muro de Berlín.

Por qué es recomendable
Considerado por mucha gente como “el mejor cómic del mundo”, realmente se aleja de los planteamientos habituales de este género, ofreciendo una imagen mucho más oscura de los héroes al uso y del maniqueísmo generalizado entre “buenos” y “malos”: un personaje casi omnipotente pero torturado como el Doctor Manhattan, algunos nostálgicos de tiempos mejores para los justicieros, una mujer que hereda de su madre (que fue violada por un compañero) el papel que ella misma desempeña, un extrañísimo Rorschach que personifica la esquizofrenia paranoide… Todo un plantel que promete una lectura apasionante y diferente en formato gráfico.
Por cierto, el ejemplar que hay en la Biblioteca está acompañado de otros muchos que pueden proporcionar una aproximación al fascinante mundo del cómic y de la novela gráfica, géneros dignos de ser reivindicados.

Reseña realizada por Carmen Fernández Romero, colaboradora de Bibliojuande.


10 de marzo de 2020

Premios de la IV edición del concurso de cortos "Ni diosas ni muñecas"


El jurado del concurso, tras la oportuna deliberación, ha decidido alabar la calidad de las producciones presentadas y reorganizar por ello los premios de la siguiente manera:

CATEGORÍA MAYORES DE 16 AÑOS:

Primer premio (dotado con un cheque regalo de 60 euros y diplomas) al corto "Cansadas", realizado por  Ana Carabias, Marina Martín, Lucía Martínez y Beatriz Verdugo
Segundo premio ex-aequo, (dotado con cheque regalo de 40 euros y diplomas) a los cortos:

- "Cansadas de estar cansadas" realizado por Ana Castro Hans, Ainhoa Franco Iglesias, Marina Gómez Calvo, Helena Rodríguez Rodríguez y Javier Sobrino  Arévalo.

- "Cansadas, pero no rendidas"  realizado por Andrea Cano Moreno y Carmen Segura López.


CATEGORÍA MENORES DE 16 AÑOS:
Queda desierto


El resto de participantes recibirán un detalle y un diploma.

El jurado agradece el interés a todos los participantes y colaboradores/as.
La entrega de premios será el jueves 26 de marzo a las 11,30 en el SUM.
Podéis ver los vídeos ganadores a continuación. En breve subiremos el resto de vídeos participantes